• Eleazar: Para abrir las puertas que le han sido cerradas

    Eleazar Castellanos es padre jornalero de Arizona quien subió a la jornada de la justicia porque juntos podemos lograr algo mejor por nosotros y nuestros hijos. Después de ver que su hija no podría seguir estudiando en la universidad y después de perder su propio trabajo por las leyes de Arizona, decidió hacer algo mas para abrir las puertas que le han sido cerradas.

    Eleazar is a father and day laborer who is on the No Papers No Fear Ride for Justice because together we can accomplish something larger. After seeing his daughter unable to continue her studies and after losing his own job because of the laws in Arizona, he decided to be part of the journey to open the doors that have become closed to him and his community. Film by Barny Qaasim Edited by Barny Qaasim

    Read More »
  • Daylaborers for the Right to Work and Just Living Conditions

    En Alabama visitamos a un grupo de jornaleros, quienes eran victimas de agreción de la policia y violaciones de sus derechos a vivienda justa por parte de la administración de un conjunto de apartamentos, hasta que tambien se comenzaro an organiar y responder. Platicamos con ellos sobre el poder de conocer nuestros derechos, y los apoyamos en hacer un comite, que trabajara para hacer un Centro de Trabajadores en Hoover, Alabama. 

    In Alabama we visited a group of day laborers, who were victims of police harassment and violation of their rights by housing administrators, until they also organized and fought back. We spoke to them about the power of knowing our rights, and supported them in creating a committee, that will work towards having a worker’s center in Hoover, Alabama.

     

    Read More »
  • Lecciones de OrganizaciĆ³n Por Parte de Un Jornalero

    Cuando me invitaron a la jornada por la justicia no dude. Sin decir nada a mi familia en las primeras semanas para no preocuparlas. No fue hasta unos días antes de abordar el autobús que se lo dije a mi esposa y a mi hija. Primero fue reacción de sorpresa. No supieron que decir, después fue de reflexión y en los siguientes días conté con todo el apoyo de ellas.

    Mi esposa y mi hija sabían que yo podía ser deportado de todos modos en cualquier momento parado en la esquina o saliendo a trabajar, por so que no fuera han vano. Si me deportaban quise que todos aquellos trabajadores que están igual que yo, que no tenga miedo, que sepan que no están solos, que somos millones los que podemos salir de las sombras. Pero tenemos que apoyarnos, organizarnos, y sobre todo educándonos sobre nuestros derechos. Aunque seamos indocumentados, tenemos nuestros derechos que nos permiten ser tratados como seres humanos, y con dignidad. Esa es la razón por la que aborde el autobús en el viaje por la justicia.

    Read More »
Page 1 of 1
Back to Top